Actualidad, Madrid

Caso Kokorev: “Ismael Gerli actuó como los depredadores”

Se define como padre, esposo, hijo, abogado, orgulloso de ser panameño y comprometido con hacer día a día un poquito de patria. De hecho, se ha empleado de manera durísima contra el despacho Mossack Fonseca, por el daño que ha ocasionado a la imagen y reIgorputación de su país. Es el letrado Roberto Moreno. Lleva la defensa de la familia Kokorev en Panamá. Patrocina a quienes están acusados de ejercer de testaferros de Teodoro Obiang en España después de haber sido víctimas de los presuntos delitos de su ex abogado, Ismael Gerli Champasour.

Alfonso Merlos. ¿Qué conjunto de delitos ha perpetrado presuntamente el señor Gerli contra los intereses, los derechos y los bienes de sus clientes?

Roberto Moreno. En efecto, hemos presentado, en representación de la familia Kokorev, más de una decena de querellas en contra de quien fuese su abogado en Panamá por la posible comisión de delitos -en esencia- de estafa agravada y falsedad de documentos públicos.

AM. ¿Podría relatar cuál es la secuencia de esos presuntos delitos? ¿Cómo es posible que se hayan extendido en el tiempo sin ser atajados? ¿Qué modus operandi presuntamente delictivo usó Ismael Gerli?

RM. El querellado presumiblemente utilizó el siguiente modus operandi: luego de ganarse la confianza de los que fueron sus clientes, los asesoró para que adquirieran bienes en Panamá, con valores importantes, a través de sociedades anónimas o fundaciones que él mismo les creaba. Una vez creadas las sociedades, estando en incapacidad de defender sus intereses los señores Kokorev (siendo vulnerables por estar privados de su libertad en España), básicamente su ex abogado se apropia de las mismas.

Once querellas criminales ya han sido admitidas en Panamá contra el abogado Ismael Gerli (en la imagen)

Once querellas criminales ya han sido admitidas en Panamá contra el abogado Ismael Gerli (en la imagen)

AM. ¿Cómo es posible que tuviese el señor Gerli el control o la capacidad de decisión sobre esas propiedades?

RM. Ello es posible por la razón de que desde que las crea, el abogado querellado busca la forma de tener dicha posibilidad de control manteniéndose en la Junta Directiva. Al estar en la Junta, lo que hace a espaldas de sus clientes ya presos es citar a reunión a la Junta, y básicamente los saca de la sociedad asumiendo él la presidencia o algún otro cargo de control. Otra forma es a través de las fundaciones. Desde el inicio mantiene el cargo de fundador por medio de otra sociedad, siendo el fundador el que, en efecto, dispone de los bienes. Una vez adquiere el control de la sociedad o fundación, de hecho adquiere sus bienes tasados en varios cientos de miles de dólares.

AM. Estamos hablando de cientos de miles de dólares pero además de operaciones, en apariencia, de una gran complejidad administrativa. ¿Es así?

RM. Estos cambios que lleva a cabo el querellado, Ismael Gerli, según lo observado, los hace por medio de múltiples actas. Es decir, no en un solo acto o momento, sino gradualmente para enmarañar la sociedad y despistar la investigación, evidentemente cubriendo sus pasos. En nuestra opinión, la falsedad se consuma al hacer cambios en juntas directivas de sociedades o fundaciones a espaldas de los legítimos propietarios y accionistas; y las estafas, al apoderarse mediante el engaño en los documentos de sus bienes.

AM. ¿De qué número de querellas admitidas a trámite estamos hablando?

RM. Hasta ahora, admitidas once. Falta por admitir dos más.

AM. ¿Ha podido contar Ismael Gerli con colaboradores o encubridores para consumar estas presuntas operaciones de estafa agravada y falsedad de documentos públicos?

RM. Hemos identificado a otras personas que han tenido algún tipo de participación en estos hechos objeto de investigación.

AM. ¿Podría haber consumado esta serie de operaciones Ismael Gerli de no haber ingresado en prisión en Las Palmas de Gran Canaria la familia Kokorev, donde Vladimir, su esposa Julia y su hijo Igor siguen un año después?

RM. Respetando la presunción de inocencia de esta persona querellada, es decir, sin poder afirmar que ha cometido delitos aún, evidentemente podemos decir que le habría sido más difícil, pero no imposible. Lógicamente una persona en prisión, con su libertad ambulatoria y de comunicación limitada, es más vulnerable que una en pleno uso de sus derechos. Es parecido a lo que hacen los depredadores: buscan al animal enfermo o herido para cazarlo. En este caso, esa vulnerabilidad fue provocada por el cazador al declarar en contra de sus clientes.

15 Agosto, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *