Empresa, Madrid, Tecnología

Las tecnologías emergentes: ¿amenaza o solución de seguridad?

Nos enfrentamos a dos grandes desafíos de seguridad, la amenaza del terrorismo yihadista y el riesgo cibernético. Es necesario concienciarnos que las tecnologías emergentes nos ofrecen una real prosperidad económica, social y cultural, pero lamentablemente nos exponen a más problemas graves que nos requiere estar en alerta y optar por medidas preventivas. Hace unos días se encontraba asesinada a la famosa bloguera de fitness e Instagramer, Karina Vetrano en Nueva York, y la policía sospecha que el asesino pudo utilizar el sistema de geolocalización (conocimiento de su posición geográfica real) de Instagram para rastrearla y dar con ella.

Los delincuentes o terroristas pueden captar datos sensibles por internet, provocando devastadores efectos contra los particulares, las organizaciones o la sociedad de un país. Los actuales Juegos Olímpicos y los eventos masivos como los conciertos veraniegos son un punto de mira del ciberataque malicioso deliberado, porque millones de asistentes de forma concurrente acceden a redes públicas WiFi con sus dispositivos móviles. Cualquiera de las personas que acceden a estas redes puede ser un cibercriminal con motivaciones económicas o de espionaje contra una persona o una empresa.

La asociación ISACA define la ciberseguridad como “la protección de activos de información, a través del tratamiento de amenazas que ponen en riesgo la información que es procesada, almacenada y transportada por los sistemas de información que se encuentran interconectados”.

La demanda de profesionales de ciberseguridad está superando la oferta de personal cualificado. En EEUU el año pasado quedaron sin cubrir más de 209.000 puestos de ciberseguridad por falta de profesionales cualificados.

El gasto mundial en seguridad TI crecerá un 7,9% este año(alcanzará casi 82.000 millones de dólares) según la empresa Gartner. Los países y las empresas están incrementando sus presupuestos de ciberseguridad dada su prioridad, pero no lo suficiente. Además, la nueva legislación necesaria va por detrás siempre de la tecnología, dejando meses sin una regulación adecuada que nos proteja y regule.

@pedrorobledobpm

Experto en BPM y Transformación Digital

17 Agosto, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *