Madrid, Tecnología

Las empresas exigirán a sus empleados: “trae tu propio dispositivo” para trabajar

 

El acrónimo BYOD (“Bring Your Own Device”), “trae tu propio dispositivo”, se define como una política empresarial que facilita que los empleados lleven sus propios dispositivos móviles (smartphones, tablets, ordenadores portátiles…) a su puesto de trabajo para desempeñar sus tareas accediendo a los recursos de la empresa (correo electrónico, datos y aplicaciones).

Normalmente un empleado cuando llegaba a su puesto de trabajo recibía la última tecnología por parte de la empresa, pero se han invertido los papeles, porque los empleados cada vez adquieren mejores tecnologías de última generación para su propio uso, y desean utilizarlas en sus trabajos.

Según Intel Security, el 89% de los profesionales españoles llevan sus propios dispositivos personales al trabajo (principalmente su smartphone), una cifra superior a la media mundial, situada en el 78%. La tendencia es que las empresas exigirán a sus empleados que sean ellos quienes adquieran sus propios dispositivos con fines laborales.

Según el informe publicado por Tech Pro Research, el 72% de las organizaciones encuestadas ya permiten el BYOD o están planificando su utilización. Las empresas mediante esta tendencia empresarial, pueden permitir a sus empleados el acceso a los recursos corporativos desde cualquier lugar con sus dispositivos personales, lo que beneficia en la productividad y la satisfacción del empleado.

Pero no todo son beneficios, porque los departamentos de informática lo consideran como una verdadera pesadilla, por la complejidad de administrar un parque heterogéneo de dispositivos, y porque les requiere gestionar la potencial fuente de pérdida de datos y riesgo para la seguridad. Y cuando un empleado se va a desvincular de la empresa, se debe garantizar que la información confidencial no se va con él.

Los empresarios lo ven como un ahorro de costes, porque son los propios empleados los que pagan el coste de sus dispositivos móviles. Aunque si la movilidad laboral está convirtiendo el BYOD en un requisito, los empleados pedirán algún tipo de compensación.

El régimen de BYOD implica que la empresa elabore una normativa exhaustiva que prohíba por ejemplo el uso de software no licenciado en el dispositivo del trabajador, y deberá controlar el riesgo de vulneración de los derechos fundamentales del empleado en el control de los dispositivos informáticos.

@pedrorobledobpm

Experto en BPM y Transformación Digital

 

11 Septiembre, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *