Empresa, Tecnología

El 75% de los procesos realizados en el sector asegurador pueden digitalizarse

Imagen: Pixabay

Según estimaciones de Multiasistencia, hasta el 75% de los procesos del sector asegurador tienen el potencial de digitalizarse, si bien, se calcula que en la actualidad sólo se han automatizado un 30% de estos procesos. Microasistencia destaca las oportunidades y retos a los que se enfrenta el sector para aprovechar los beneficios de la digitalización:

1.- Omnicanalidad. Es necesario poner a disposición de los asegurados todos los canales posibles para interactuar a lo largo del proceso, garantizando su elección de uso según sus preferencias y fomentando el autoservicio según sus necesidades. Así, hay que tener en cuenta que el cliente prefiere diferentes canales según el tipo de actuación que quiere hacer: comparar, contratar, siniestros, etc.

2.- Evolución del riesgo en un entorno digital. La prevención, los aparatos IoT en el hogar ayudará a limitar el riesgo de daños. Al mismo tiempo, el cliente demanda servicios más allá de la propia cobertura del riesgo. De hecho, más del 60% de gente está dispuesta a recibir servicios como parte de su prima y, la mayoría están dispuestos a pagar por estos servicios si se adaptan a su perfil. En este sentido, la digitalización ayuda a tener más información para poder adaptar este tipo de servicios al cliente.

3.- Diferenciación de la operativa. El conocimiento del cliente en tiempo real permite analizarlo mejor. El 20% de los asegurados produce el 175% del valor del ramo y las operaciones deben adaptarse de forma automática a esta diferenciación.

4.- Automatización de procesos.Multiasistencia ha habilitado y automatizado los puntos clave de la gestión de siniestros como la evaluación de coberturas en apertura, la pre-tasación y valoración del siniestro o la asignación de intervinientes eliminando manualidades. Esto puede suponer mejoras en costes y eficiencias de tareas que a día de hoy se hacen manualmente. Un ejemplo claro lo tenemos en la declaración del siniestro.

5.- La personalización de la oferta: El mayor conocimiento del cliente y la facilidad de llegada a través de nuevos medios (como las redes sociales) están favoreciendo movimientos disruptores enfocados a clientes concretos. El reto está en cómo crear un producto a la persona y una prima adaptada a cada uno y mantener el equilibrio entre los riesgos gestionados.

6.- Internet Of Things (IoT) enMultirriesgos. Las soluciones tecnológicas y el IoT van a dotar de mayor valor a la póliza del seguro de hogar ya que repercuten en la seguridad y en el ahorro de costes, dos aspectos altamente valorados por los asegurados. Algunas aplicaciones son la instalación de termostatos inteligentes que permiten mejorar la eficiencia energética y reducir el consumo, cámaras de vigilancia que graban las imágenes y las almacenan en la nube, programación del encendido y apagado de luces en los periodos de vacaciones o la instalación de diferentes tipos de detectores que mejoran la seguridad técnica y prevención de riesgos, como los detectores de gas natural y CO2, de fuego, de agua y de movimiento o apertura de ventanas, que permite alertar de la posible entrada de intrusos en la vivienda.

7.- La economía colaborativa, entre otras opciones el alquiler vacacional de viviendas (airbnb) obliga a digitalizar el proceso de cotización de riesgos y a buscar modelo de enfoque según la ocupación de la vivienda.

Pedro Robledo

Experto en Business Process Management (BPM) y Transformación Digital

@pedrorobledobpm

 

28 Julio, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *