Empresa, Tecnología

El BOE publica las bases para las ayudas para impulsar la Industria Conectada 4.0 en España

Teniendo en cuenta que España está entre los países de la UE con menos peso del sector industrial (la contribución actual de la industria al PIB español es del 23%), es alentador que se haya publicado en el BOE (del 2 de agosto) una Orden por la que se establecen las bases reguladoras de la concesión de ayudas en especie(en régimen de concurrencia competitiva) dirigidas a impulsar la transformación digital de la industria española.  El objetivo es dotar a las empresas industriales españolas de estrategia, iniciativas y acciones que les ayuden en esa transformación, en el marco del proyecto “Industria Conectada 4.0”, que está alineado y es complementario a dos iniciativas nacionales: la Agenda Digital y la Agenda para el Fortalecimiento del Sector Industrial en España..  Las convocatorias que se acojan a esta Orden contarán con las siguientes fuentes de financiación: a) al menos un tercio del importe total de la financiación provendrá de las Comunidades Autónomas que se adhieran al proyecto; b) hasta un tercio del importe total de la financiación provendrá de las empresas industriales beneficiarias; c) al menos un tercio del importe total de la financiación provendrá de la Fundación EOI con cargo a la transferencia de capital de la Secretaría General de Industria y de la PYME del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

El término Industria Conectada 4.0 se refiere a la cuarta revolución industrial que consiste en la introducción de las tecnologías digitales emergentes (IoT, Robótica, Fábrica 4.0…)  en la industria, poniendo en marcha fábricas inteligentes capaces de:

  • una mayor adaptabilidad a las necesidades y a los procesos de producción,
  • una asignación más eficiente y flexible de los recursos en las cadenas de producción, para operar con bajos costes y alta calidad,
  • un seguimiento inteligente y unos procesos transparentes, para disponer de trazabilidad y visibilidad detallada de las operaciones en todo momento,
  • una optimización de la producción, respondiendo rápidamente a los cambios del mercado sin menospreciar la calidad y manteniendo su ventaja competitiva.

El estudio “Coeficiente de implantación actual y tendencias de futuro de la industria 4.0 en España” de Keyland revela el estado de las empresas y organizaciones españolas en lo que se refiere a la transformación digital. Entre sus conclusiones destaca que España se enfrenta a un riesgo de pérdida de competitividad dentro de 4 ó 5 años, debido a la falta de profesionales cualificados y necesario cambio de la cultura corporativa; y que el sector industrial que encabeza la evolución hacía el mundo digital es el de la automoción.

Desde la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, se ha diseñado un modelo de madurez digital en Industria 4.0 con el objetivo de apoyar el entendimiento   y   la   aproximación   a   este   nuevo   paradigma  de   la   transformación empresarial,  aproximando  a  las  empresas  españolas  las  diferentes  dimensiones  y palancas sobre las que actúa, Las empresas pueden conocer de forma gratuita su nivel de madurez en relación con el nuevo paradigma de la Industria 4.0 mediante HADA – Herramienta De Autodiagnóstico Digital AvanzadaEste modelo de madurez digital, sobre el que se basa el análisis de madurez de HADA, se aproxima a la empresa a través del análisis de las cinco dimensiones claves en la estrategia y operaciones de la empresa:

  • Estrategia y modelo de negocio: evaluando la capacidad de adaptación de la organización al entorno y al mercado;
  • Procesos: Analizando las capacidades digitales del modelo operativo;
  • Organización y personas: Identificando las capacidades de la organización ysu modelo de relación con otros agentes;
  • Infraestructuras: Identificando la capacidad de transformación que sus infraestructuras ciberfísicas permiten;
  • Productos y servicios: Evaluando el nivel de incorporación de tecnología a los productos y servicios existentes,así como su potencial de digitalización.

Con este autodiagnóstico, cada organización puede reflexionar y así planificar el desarrollo e implantación de acciones y proyectos concretos, con los cuales logre aumentar su competitividad y eficiencia en el mercado actual y futuro.

El sector industrial puede y debe jugar un rol clave en el crecimiento económico de España y contribuir en el objetivo que se ha fijado la Comisión Europea en el marco de la política industrial europea (la contribución de la industria al PIB europeo alcance el 20% en el año 2020). Por lo que con la iniciativa Industria Conectada 4.0 se puede impulsar la transformación digital de la industria española, para conseguir el objetivo de aumentar la contribución del sector industrial en el PIB, en el empleo y en el saldo positivo de la balanza comercial.

Pedro Robledo

Experto en Business Process Management (BPM) y Transformación Digital

@pedrorobledobpm

 

.

9 agosto, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *