Opinión

¿Más concentración bancaria?

Los supervisores insisten en que siguen sobrando Bancos. Desde el BCE se dice que hay demasiadas entidades financieras en la zona, muchas no son rentables y tienen que desaparecer.

Yo soy radicalmente contrario a esta política que pregonan los supervisores. Me parece de una superficialidad tremenda. Por varios motivos: el primero de ellos es porque técnicamente no se sostiene. En el sector bancario no hay economías de escala y por tanto el hacer entidades de gran tamaño lo único que significa es que aumentas el poder de mercado de las entidades y eso afecta al final a la competencia y en consecuencia a los usuarios y por tanto a los que meten dinero y a los que les dan créditos, a los que cada vez les meten más comisiones y más historias.

La causa de esta situación que tienen algunos Bancos en Europa -en España esto ya se ha saneado- tiene que ver con los elementos de insolvencia que introdujo la crisis financiera y que no han solucionado en algunos de esos países. Y luego tiene que ver con el hecho de que los tipos de interés son muy bajos. El BCE podría empezar a pensar que a lo mejor es preferible ir a una senda de alza de tipos de interés (aunque sea lenta y pequeña), pero permitiría recuperar seguramente la rentabilidad no digo de todos, pero sí de unos cuantos de estos Bancos. Pero decir: tenemos un problema y esto se soluciona con que uno grande que va bien, compre al pequeño que va mal es tremendo. Y luego hablan de que tienen que quebrar y desaparecer algunas entidades cuando nunca dejan quebrar ni desaparecer a ninguna.

Este discurso además hecho en España nos recuerda a la argumentación de cuando se producían las fusiones frías, calientes y de todas clases ¿Qué consiguió Bankia con que le metieran todo lo que le metieron? Es un discurso que está totalmente superado. Y además no solo tienes el caso nuestro de Cajas Rurales que están funcionando estupendamente. En Alemania tienes también: las Raiffeisen, las Sparkasse que son Cajas de Ahorro que tienen el carácter que siempre habían tenido las Cajas de Ahorro: limitadas a un territorio para las familias, las Pymes… y funcionan muy bien y están saneadas. Me parece un discurso bastante vacío y precario este de decir que se tienen que seguir produciendo fusiones. Lo que esto va a forzar es a redimensionar las plantillas. Desde que se ha iniciado la crisis bancaria han desaparecido más de 81000 empleos en el sector bancario español.  Por un lado primero los depósitos son escasos porque nuestro ahorro es escaso. Ahora el volumen de depósito según los últimos datos del Banco de España es de 715000 millones, lo que tienen nuestras familias en depósitos. Antes de la crisis eran 775000. Por tanto el ahorro es escaso y los proyectos viables no abundan, con lo cual el crédito tampoco se puede dar con la alegría que se daba antes y además afortunadamente es así.

Es decir, porque los tipos de interés estén bajos, porque vaya a avanzarse en esa revolución digital en la que siguen y van a seguir las entidades bancarias es una cosa absurda decir que la solución son las fusiones. Cómo vas a plantearte esta cuestión si tienes lo siguiente: sistemas bancarios que operan de manera diferente en los distintos países europeos. El marco de supervisión será única, pero el estilo del negocio bancario es completamente distinto. Tienes problemas de carácter idiomático. Esto de que todo el mundo habla inglés no es verdad. En Francia se habla francés y hablan inglés sólo unos cuantos.  Tienes problemas de cultura corporativa.

Además con este problema en España tenemos experiencia. Cuando se abre a la competencia internacional el sector bancario, entran unos cuantos bancos extranjeros. Fracasan todos y se acaban marchando porque decían que en este mercado no sabían competir.  Y en esa situación dices como me llamo Javier Alonso y soy Subgobernador del Banco de España, tengo que soltar alguna chorrada sobre este asunto en la reunión de supervisores  ¡Esto no puede ser! Hay que tener a personas que tengan más inteligencia y que  sobre todo se preparen y estudien las cosas en toda su dimensión y que hablen por tanto con menos frivolidad y no diciendo tantos disparates.

Que efectivamente se tengan que redimensionar, que se tengan que adaptar a una situación de liquidez que no era la convencional, a una situación de hiperendeudamiento de las familias, de las empresas, de las Administraciones, que tengan que reducir sucursales… todo eso está bien, pero a estas alturas hablar de fusiones no. La conclusión es que el nivel del Banco de España en lo que se refiere al personal directivo es cada vez peor.

Álvaro Lodares (Economista)

@lodares

7 octubre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *