Opinión

Rememorando el pasado

Un pasado que nos ha caído encima en forma de tragedia bufa, aunque tragedia al fin, como aquel lejano 2 de mayo de 1808, en el que los protagonistas de la agresión a España y su sagrada unidad eran extraños y ahora son de aquí. Hasta las mismas duras, airadas y bellas estrofas de la poesía de entonces pueden ser aplicadas ahora, no contra los “gabachos” de Napoleón sino contra los catalanes separatistas, traidores al heróico Tanbor de Bruch y la maravillosa resistencia gerundense al invasor francés, al mando del inmortal Álvarez de Castro  y hoy desgraciadamente de Puigdemont.

                                                                            ” Oigo Patria tu aflicción ,

                                                                                y escucho el triste lamento

                                                                                 que  forma el esperpento ( “tocando a muerto ” en el original)

                                                                                 de Forcadell , Junqueras y Puigdemont  (“la campana y el cañón” en el original)”

                                                                               “Guerra , gritó ante el altar el sacerdote con ira ,

                                                                                  guerra , repitió la lira (el pueblo) con indómito cantar ,

                                                                                   y cuando en hispana tierra pasos traidores ( “extraños” en el original) se oyeron ,

                                                                                   hasta las tumbas se abrieron ,

                                                                                   gritando  VENGANZA Y GUERRA “

Sí, que dejémonos de tanta sandez pseudopacífica y pseudo democrática de esta cobarde rebelión y hagamos caso de ese magnífico grito espontáneamente popular que acompañó en la españolísima Andalucía la salida hacia Catalunya de policías y guardias civiles, allí desplazados para combatir la rebelión:  “A POR ELLOS “.Claro que sí; a por todos los catalanes separatistas, metiéndolos en casa por las buenas, si aceptan el dominio y control del territorio catalán y su población por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los “Mossos”  si de verdad  abandonan su pasividad cómplice con  la traición, o por la fuerza si las masas fanatizadas y sublevadas tienen las agallas de hacer frente a esa fuerza del Estado.

Con la Patria no se juega, no se puede seguir jugando ni un minuto más. Que no nos vengan los politicastros con monsergas de reformas constitucionales, Estados asociados y demás lentas y dificilísimas operaciones para recuperar la concordia y convivencia entre todos los españoles. Lo urgente es detener y sofocar la rebelión y cuando esas masas fanatizadas sean sometidas, entonces pueden dedicarse al jueguecito político y democrático, pero……. ¡con Patria y no sin Ella o con Ella herida de muerte!. Y si desgraciadamente termina el “process” con una inevitable represión sangrienta, que lo se , que sólo los separatistas habrán sido los causantes de ella.

Se acabaron  los movimientos  “demopacíficos” rebeldes  y las prudentitas respuestas también “demopacíficas” gubernamentales. Ha llegado el momento de la represión y la fuerza legítima, si es posible actuando por presencia disuasoria y sin víctimas, como aquel envidiable 6 de octubre de 1934, pero si “ellos”, los separatistas, se enfrentan a la Fuerza, con la violencia y las víctimas que hagan falta. Todo antes que rendir la unidad de la Patria a estos traidores  supremacistas.

Manuel Monzon  

8 noviembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *