Opinión

¿A qué grandes retos se enfrenta la España en 2017?

Mientras los absurdos partidos políticos se pierden en sus tonterías internas, de cara a su generalizada «ITV», leánse Congresos, España afronta dos incertidumbres que desgraciadamente son casi completas certezas: el choque en el rebelde, traidor y canalla separatismo catalán y el más que previsible encontronazo con el yihadismo radical islamista, terrorista, desde el Estado Islámico hasta Al Qaeda y sus filiales norteafricanas, la «Central» y el «Magreb Islamico». Y los españoles tenemos derecho a saber qué es lo que piensa hacer el Estado/Gobierno para hacer frente a estas dos amenazas, para nada remotas, sino bien cercanas.

Empecemos, por ser la que lleva consigo y en todas partes  donde se materializa la muerte y el derramamiento de sangre, por la yihadista, que probablemente está preparando desde hace años su «atentado estrella» contra nuestra España, que incluye para estos bestias su irrenunciable Al Andalus. Y no lo ocultan; acaba  de proclamar el jefe de Al Qaeda, el sucesor de Bin Laden, el médico egipcio Ayman Zawahiri, la obligación de terminar violentamente con la «usurpación española» de Ceuta y Melilla,»ocupadas por apostatas» y que compara con los territorios palestinos ocupados por Israel y la Cachemira ocupada por India.

La vulnerabilidad de las Plazas norteafricanas de innegable soberanía española es evidente, por magnificas que sean, que lo son, nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y el Ejercito que las guarnece. Sin embargo, es tanta esa vulnerabilidad por su situación geográfica y la posibilidad de, en territorios tan reducidos, matar en atentados masivos a musulmanes creyentes, españoles o marroquíes, que no creo en el gran atentado allí, sino en cualquier punto cercano y sensible de nuestra maravillosa costa andaluza.

Reflexionemos en lo raro que esta siendo el extraño ensañamiento islamista contra Francia y Alemania, mientras aparentan olvidarse de España con su Al Andalus. Seguro que esto no es así y, como dije antes, el «atentado estrella» lo están preparando contra nosotros.

¿Y que se esta haciendo, se va a hacer contra esto? No basta con estar todo el día halagando nuestro buen aparato de Seguridad felicitarnos de que haya sido necesario  movilizar nada menos que ¡¡ 100000 !! efectivos de Policía Nacional, Guardia Civil y Locales para garantizar las cabalgatas de Reyes en paz. El terrorismo, y más este islamista, el más universal, bestial, sangriento y frecuente de la historia, es el que elige DÓNDE, CUÁNDO Y QUÉ GOLPEAR. Y contra eso no hay DEFENSA ABSOLUTA POSIBLE. Es momento de que las Fuerzas Armadas se dejen de tanta misión de paz y humanitaria en el exterior para dedicarse en el interior proteger los puntos mas sensibles de nuestras infraestructuras.

El choque catalán, en principio sin violencia previsible aunque son muchos los líderes radicales que preconizan las movilizaciones ciudadanas abundantes y  cuyo «pacifico proceder» (sólo en lo que respecta a agresión contra las vidas humanas, porque todo el resto de agresiones están mas que repetidas) nadie sabe dónde ni cómo puede acabar, se deriva de la proclamación sin marcha atrás de la celebración del maldito referéndum soberanista en territorio catalán. ¿Y qué esta haciendo el Estado/Gobierno español para impedirlo? De momento solo empalagosas promesas de dialogo, DE TODO MENOS PRECISAMENTE DEL REFERENDUM SOBRE EL QUE NO PUEDE DIALOGAR. ¿Y en qué se concreta ese «esfuerzo dialogante» con rebeldes y traidores cuyo principal delito no es el plebiscito SINO EL DE NO QUERER SER ESPAÑOLES SOBRE TERRITORIO ESPAÑOL?. Pues venga de medidas concesivas.

La Vicepresidenta Sáenz de Santamaría ha abierto un despacho en Barcelona para favorecer un «clima de entendimiento» que rebeldes y traidores no quieren en absoluto. Se les prometen mejoras en materia económica, infraestructural etc, que esos canallas independentistas no apreciaran y continuaran engañando a sus ignorantes seguidores con el «España nos roba e impide nuestra riqueza». Y, asi, tonta e inútilmente, hasta el choque que, como el del 9 de noviembre de 2014 , LLEGARÁ. Entonces habrá que hacer lo que se debía haber hecho hace años y lo que hay que hacer con la rebelión y la traición: SOMETERLOS POR LA LEY Y SI ESTO NO ES SUFICIENTE, POR LA FUERZA.

8 enero, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *