Madrid

Carmena gobernará con los presupuestos socialistas

El equipo de Gobierno de Manuela Carmena, tras meses de desencuentros, ha claudicado a las exigencias del grupo municipal socialista: han acordado la introducción de las 144 enmiendas sugeridas por el PSOE por un importe de 110,4 millones de euros. «Del total del presupuesto, 4.702 millones, había una gran base de acuerdo, pero esencialmente se han aprobado todas las propuestas socialistas», ha reconocido la alcaldesa, subrayando la «dificultad objetiva» que suponía seguir gestionando la capital con unos presupuestos prorrogados por primera vez en la historia de la ciudad. 

Entre las enmiendas introducidas se encuentra un bono cultural, mejoras en la Agencia para el Empleo, una apuesta por la reindustrialización de los polígonos, impulso a la vivienda pública, la creación de 16 escuelas infantiles, la reforma de las instalaciones deportivas, la recuperación de la Noche en Blanco, un aumento de 18 millones en la mejora de la limpieza, avances en la creación de los aparcamientos disuasorios, propuesta para revisar el PGOU, y el respaldo a la alternativa para la operación Chamartín conocida como Madrid Puerta Norte.

El acuerdo de compromiso político incluye la creación de una comisión de seguimiento de la ejecución presupuestaria, que se reunirá cada mes. Ésta se integrará por tres concejales de Ahora Madrid (la alcaldesa Manuela Carmena, la primera teniente de alcalde Marta Higueras y el delegado del área de Economía y Hacienda Carlos Sánchez Mato) y otros tantos del PSOE (la portavoz del grupo socialista Purificación Causapié, el secretario general del grupo Ramón Silva y la portavoz en la comisión de Economía y Hacienda Erika Rodríguez).

El presupuesto incorporará los proyectos propuestos en los presupuestos participativos, que ascienden a 60 millones. Se estima que el superávit de 2017 sea de más de 900 millones de euros con una reducción superior al 10 por ciento de la deuda con respecto al año pasado. En 2017 el gasto en servicio de la deuda (amortización más intereses) se reducirá en un 27 por ciento, lo que permitirá incrementar el gasto en otros ámbitos.

El remanente positivo de tesorería puede destinarse, según la legislación estatal, a amortización anticipada de la deuda o a Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS). De cara al año 2017, el Ayuntamiento destinará 214 millones de euros a inversiones en centros de día, colegios, instalaciones deportivas, parques y asfaltado, una vez que la lista de IFS reciba el visto bueno del Pleno municipal.

8 febrero, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *