Actualidad, Madrid

Esperanza Aguirre podría presentarse a la Alcaldía en 2019

Imagen: Europa Press

Cuando Esperanza Aguirre confeccionó la lista con la que el PP concurrió a las elecciones al Ayuntamiento de Madrid en mayo 2015, la todavía entonces líder del partido regional llamó una a una a las personas que formaron la candidatura y les dijo: «No sé si gobernaremos o no, pero vamos a estar muy entretenidos».

Probablemente la ex presidenta de la Comunidad mentaba el escenario del fracaso con la boca pequeña, porque irrumpió en la campaña con un programa de una sola página, pasando de puntillas por los asuntos municipales y repitiendo como un mantra proclamas de altos vuelos como la necesidad de defender «la unidad de España» y «el imperio de la ley». Aseguraba que había vuelto a la primera línea política para «frenar a la izquierda radical» que representaba Podemos y en ese objetivo se empleó a fondo.

Al final Aguirre fue la ganadora de los comicios, pero le faltaron 6.900 papeletas para conseguir el concejal número 22 que le habría permitido ser investida alcaldesa con permiso de Ciudadanos. Así, el partido mayoritario según el veredicto de las urnas se vio obligado a sentarse en los escaños de la oposición en el Pleno mientras que Ahora Madrid, la formación patrocinada por el partido morado, que había quedado segunda en el escrutinio, situaba por la mínima a Manuela Carmena al frente del Palacio de Cibeles gracias a los votos del PSOE.

Desde entonces no ha dejado de planear sobre la dirigente popular la sombra de la huida, que se volvió especialmente nítida cuando en febrero del año pasado presentó su dimisión como presidenta del PP regional por su responsabilidad «in vigilando» en los casos de corrupción que han salpicado a varios de sus antiguos cargos de confianza.

28 marzo, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *