Opinión

Un silencio vergonzoso

Con independencia del natural y superior orgullo que se siente por los hijos, nada me ha hecho sentirme más orgulloso que mi pertenencia al Ejército y mi vida militar desde Caballero Cadete hasta el Generalato. Me he sentido siempre orgulloso de cuanto emanaba de las Fuerzas Armadas, haciendo bueno, exacto y actual aquel verso de Calderón que dice:

                                                  ” Este Ejército que ves ,                                                        “Aquí el mas valiente es

                                                     vago al hielo  y al calor,                                                       el que menos lo parece

                                                     la república mejor ,                                                              y así de modestias llenos

                                                      y más política es                                                                   a los más viejos verás ,

                                                      del mundo en que nadie espere                                        tratando de sr lo más

                                                     que ser preferido pueda ,                                                     y de parecer lo menos.

                                                      por la nobleza que hereda ,

                                                      sino  por la que aquí adquiere.                                           Aquí la más singular

                                                                                                                                                        hazaña es obedecer ,

                                                      Porque aquí a la sangre excede                                          y el modo como ha de ser

                                                      el lugar que uno se hace ,                                                     es ni pedir ni rehusar.

                                                     y sin mirar como nace

                                                      se mira como procede .                                                         Aquí en fin, la cortesía

                                                                                                                                                          la fineza, la amistad ,

                                                      Aquí la necesidad                                                                     el buen trato, la verdad,

                                                      no es infamia ; y si es honrado                                               el honor, la bizarría ,

                                                      pobre y desnudo un soldado                                                   el crédito , la opinión ,

                                                      tiene mayor calidad                                                                  la constancia,la paciencia

                                                      que el más galán y lucido,                                                        la humildad y la obediencia,

                                                      porque aquí,a lo que parece                                                    fama ,honor y gloria , en fin

                                                      no adorna el vestido al pecho,                                                 caudal son de pobre soldado:

                                                      el pecho adorna al vestido                                                        QUE EN BUENA O MALA FORTUNA

                                                                                                                                                              LA MILICIA NO ES MAS QUE UNA

                                                                                                                                                              RELIGIÓN DE HOMBRES HONRADOS

Bueno, pues todo eso parece no recordarse por el liderazgo de unas Fuerzas Armadas que, viendo discutida su presencia en la Feria de la Educación de Barcelona y en la de la Juventud en Girona, se encuentran con la decisión de un Juez que sentencia que esas Fuerzas Armadas tienen derecho a estar en esos certámenes, pero…..de paisano y sin uniforme y ese alto mando militar se lo traga, obedece y se humilla.

Del mismo modo se aguanta que la ignorancia y sectarismo de la Alcaldesa de Barcelona cambie el nombre de una calle, dedicada al heroico Almirante Cervera, al frente de nuestra también heroica Marina en Cuba en 1898, por el nombre de un periodista que se hizo famoso por haber acuñado la frase de “la puta España”. Incluso se atreve la Colau a tachar al Almirante de “facha”,cuando el legendario marino murió en 1909, trece años antes de que naciera el Fascismo. Y nadie tiene un arranque de dignidad en la FAS y se atreve a condenar con fuerza semejante alarde de ignorancia y humillación.

Y se permite con el mismo silencio vergonzante que los “podemitas” intenten impedir que se lleve adelante la construcción de cinco Corbetas, buques de guerra,por nuestra magnífica Industria Naval para Arabia Saudita y en beneficio de tantos trabajadores como en Cádiz y Ferrol  puedan verse beneficiados con tal ocupación.

Y nada digamos del silencio invertebrado sobre la sublevación, sedicón, rebelión, traición del maldito independentismo catalán desde hace tanto tiempo. No sé que diría el inmortal soldado de nuestra legendaria Infantería, Pedro Calderón de la Barca, de este silencio vergonzante y vergonzoso sobre tanta humillación a la Patria y a las FAS como se está aguantando.

¡Despertad, compañeros, que no es violencia ni golpismo responder a las ofensas!

Manuel Monzon 

20 abril, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *