Actualidad

“Problemas reglamentarios” para los 4 grupos de Podemos

Los 69 escaños que obtuvo Podemos en las elecciones generales del 20 de diciembre no son tales. De esos, a la formación morada como tal le corresponden cuarenta. Los 27 restantes los consiguieron a través de alianzas electorales en diversos territorios. En Galicia, el partido de Pablo Iglesias acudió a las urnas con las Mareas, en Cataluña (donde fueron primera fuerza política) fueron de la mano del partido de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, bajo la marca En Común Podem. En el caso de la Comunidad Valenciana, las papeletas de Podemos eran las mismas que las de Compromís.

Tras la configuración del nuevo Congreso, el partido de Pablo Iglesias pretende tener cuatro grupos parlamentarios. Con esta artimaña, Podemos tendría tantas subvenciones como el Partido Popular (más de tres millones de euros), a pesar de contar con cincuenta y cuatro diputados menos. De lo contrario, se quedaría con algo menos de un millón y medio de euros.

Además, de contar con cuatro grupos, Podemos y sus distintas UTEs electorales tendrían cuatro portavoces parlamentarios y hasta dieciséis portavoces adjuntos. Pero esta posibilidad cada vez se ve más lejana. De hecho, según ha indicado el portavoz socialista, Antonio Hernando, ha asegurado que existen “muchos problemas reglamentarios” y “cuestiones de interpretación jurisdiccionales”. Por tanto, las Mareas, Compromís y En Comú Podem se integrarían dentro del grupo magenta.

Sin embargo, aunque a día de hoy los partidos constitucionalistas (PP, PSOE y Ciudadanos) se decantan por que Podemos tenga una única voz en San Jerónimo, todo dependerá de la interpretación que se haga del reglamento de la Cámara, más aún cuando la decisión de Podemos se prevé clave de cara a la elección del sucesor de Jesús Posada al frente del Congreso.

7 enero, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *