Actualidad

‘Caso Kokorev’: en escena, un abogado bajo sospecha de estafa

Hace poco más de 48 horas relatábamos la deriva del presentado desde hace casi siete años por algunos medios de comunicación como ‘caso Kokorev’, seguido en el Juzgado de Instrucción nº 5 de Las Palmas contra quienes algunas personas han definido como los testaferros del ‘clan Obiang’ en España: Vladimir Kokorev, su esposa Yulia y su hijo Igor, amén de varias personas más que prestaron servicios legales o financieros para los primeros.

Poníamos el acento en el giro (¿inesperado?) del pasado verano, con la detención en Panamá y trasladado a Las Palmas de los tres miembros de la familia, puestos en prisión provisional sin fianza, estando la causa secreta. Pues bien, según informan los más influyentes diarios panameños, el caso sitúa ahora bajo grave sospecha de muy graves acusaciones a un abogado, Ismael Gerli Champsaur, del que habrían sido víctimas los Kokorev.

Ante la Fiscalía Auxiliar de Panamá, el letrado Roberto Moreno, actuando en nombre y representación de la familia Kokorev, ha presentado una denuncia criminal por la presunta comisión de los delitos de fraude, estafa agravada y falsedad de documentos que habría perpetrado el abogado panameño Ismael Gerli Champsaur.

Gerli, socio principal del bufete forense Gerli & Co., se habría valido de la confianza brindada por la familia para cometer la estafa por un monto aproximado de 2 millones de dólares. Todo comenzó cuando, residiendo en España, Vladimir Kokorev contrató sus servicios para realizar trámites e inversiones en Panamá. El abogado recomendó invertir en apartamentos, concretamente en el PH Trump Plaza y el PH Mystic Point, entre otros. Para ello constituyó sociedades anónimas a nombre de la familia Kokorev, en las que él participaba como accionista.

Transcurrido un tiempo, y después de realizar algunas transacciones ilegales, Gerli denunció en España a los Kokorev por blanqueo de capitales y otros delitos. Tras las denuncias, logró que España extraditara a la familia el pasado septiembre desde Panamá, donde se habían instalado. A posteriori, sin autorización de sus clientes, cambió la junta directiva de las sociedades y traspasó a su nombre los bienes y propiedades adquiridos por la familia.

Los hechos han saltado a la propia prensa estadounidense, a medios como el Boston Mail o el American Telegraph. El abogado panameño Ismael Gerli Champsaur ha aprovechado presuntamente que esta familia está pasando por una investigación penal (en España), que les hace vulnerables, para quedarse mediante engaño con todos sus bienes en Panamá.

Queda la duda, en este momento procesal, del papel que ha podido jugar en la investigación que se sigue en el juzgado de Las Palmas este abogado panameño que ha perpetrado, presuntamente, delitos con resultado de graves daños y perjuicios a ciudadanos, los Kokorev, que tienen nacionalidad española desde hace años. ¿Ha colaborado este presunto estafador con la justicia española en una causa que sigue secreta? ¿Por qué?

14 enero, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *