Editorial, Madrid

¿El escozor extremista?

Se ha tocado un nervio sensible. O sea, se ha acertado. La moderación como camino para una victoria que supere a la del 20D en votos y escaños: con una mayor movilización y una recuperación de las papeletas de los desencantados, decepcionados y hasta de los que se han podido sentir traicionados en algún momento. Pero, más trascendente, la moderación como antídoto definitivo no a una amenaza hipotética sino a una realidad que ya se está palpando y sufriendo en ayuntamientos de fuste en el último año: la entente de socialistas, regionalistas, nacionalistas, podemitas, radicales y antisistema del más diverso pelaje (¡viva el cordón sanitario!).

Es lógico que el foco que ha puesto el Partido Popular en los tripartitos, cuatripartitos o pentapartitos radicales haya producido un escozor inmediato. Primero, porque los directamente aludidos están asumiendo que no se trata de mera propaganda o del uso de la mentira en precampaña por parte del partido favorito para la mayoría de votantes; antes al contrario, de un diagnóstico certero sobre la realidad institucional en buena parte del territorio nacional. Segundo, porque los explícitamente señalados están intuyendo que ese mensaje puede disuadir a no pocos compatriotas seducidos hasta por los cantos de sirena morados o rojos.

Resulta llamativo el doble rasero de la izquierda. Sus militantes y jerifaltes pueden apelar al sufragio del miedo, descalificando al PP, criminalizando a su candidato y elevándolo a la categoría de terminator del Estado del bienestar, de bulldozer de la sanidad y la educación pública. Aunque se trate de una trola o un montaje. Sin embargo, PSOE y Podemos son incapaces de aceptar las críticas más aceradas. Cuando se les pone frente al espejo de la incompetencia que han probado gobernando juntos de las municipales y autonómicas a esta parte no reaccionan sino con ira y desdén. ¿Por qué será?

20 mayo, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *